Dos recetas para encantar a tus hijos

 foto: Unsplash.com 

foto: Unsplash.com 

Mamis, les quiero compartir mis dos recetas favoritas que descubrí este año que mis dos enanos se las devoran más rápido que volando. Las trufas se volvieron mis snacks favoritos porque son facilísimas de hacer y de comer (no solo para los peques sino para los adultos también) y el quiché... ni les cuento que voy haciendo quiché todas las semanas porque Niko se las come desayuno almuerzo y cena jajaja. 

1. Mini trufas de betarraga y chocolate

Este snack me encanta porque es una forma diferente de mostrarles la betarraga y de encantarlos en probar cosas nuevas. Lo mejor de todo es que es fácil de preparar y hasta los chiquis pueden ayudar.

Ingredientes:

1 beterraga mediana y rallada

½ taza de coco rallado 

½ taza de almendras crudas

1 taza de dátiles estilo medjool (son mas o menos 8 aprox.)

½ cucharadita de vianilla

¼ cucharadita de cardamomo en polvo

1 cucharada de aceite de coco

Una pizca de sal

130gr de chocolate dark 85%

Preparación:

- Usar una procesadora de alimentos y meter todos los ingredientes menos el chocolate dark. 

- Procesar y esperar que se forme una bola grande. 

- En una fuente de metal con papel manteca hacer bolitas pequeñas con todo lo que salió de la procesadora. 

- Meter a la congeladora por unos 20 minutos.

- En baño maría derretir el chocolate.

- Untar cada bolita con el chocolate dark derretido y agregar: pizca de sal o grajeas o coco rallado o canela. 

- Congelar por unos minutos más y luego guardar en tuppers herméticos.  

La receta la saqué de Being Biotuful. Me pareció que no tiene pierde ni para los peques ni para los adultos. Además, tiene un ebook muy recomendado. 

 

2. Quiche de espinaca, cebolla y queso

 

Este snack o almuerzo me parece una excelente forma para que los pequeñitos de la casa prueben diferentes verduras en una presentación bastante amigable. Pues me pasa que siempre que voy a un café y pido un quiche… mis dos bichitos se lo devoran!! Desde ahí decidí hacerlos en casa. Y créanme que es lo mejor. 

Ingredientes:

 Masas:
½ taza de avena molida
½ taza de harina de almendras
½ cucharita de sal
3 cucharadas de aceite de coco
2 cucharadas de agua helada

Relleno:
2 cucharadas de aceite de oliva
3 dientes de ajo
1 cebolla blanca mediana
2 tazas de espinaca bebé
3 huevos
¼ taza de leche
½ cucharadita de nuez moscada
140g de queso Gruyere

Preparación:

Masa:
En un bowl mediano coloca todos los ingredientes secos y mezcla. Agrega el agua y junta. Amasa y en forma de una bolita cúbrela en papel film y la colocas por lo menos 30 minutos en la refrigeradora.  
Luego engrasas tu molde y colocas la masa y la vas esparciendo por todo el molde y lo metes al horno por 10 minutos a 180ºC o 350ºF.

 Relleno:
Calientas el aceite de oliva en una sartén a fuego medio y colocas la cebolla y el ajo bien picado. Dejas cocinar por 5 minutos hasta que la cebolla esté tierna y transparente. Sacas del fuego y colocas las espinacas y mueves.

En un bowl mediano pones los huevos , la leche y la nuez moscada y mezclas. De ahí añades el queso rayado y mezclas y finalmente agregas las verduras a la mezcla. 
 

Colocas el relleno en la masa y pones el horno en 170ºC o 340ºF  y lo horneas por aproximadamente 25 minutos. Cuando veas que el quiche está doradito y duro, puedes decir que está listo. Lo sacas del horno y dejas enfriar. 

 

Mis otros ingredientes favoritos para el quiché son el poro & champiñones mmm delicioso. También se puede hacer de brócoli... miles de opciones con la misma receta. 

Espero que les guste mucho. 

 

 

 

 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.