3 colores para empezar el día

11082502_375850002602796_5903779152399581026_n-1.jpg

Cuando los niños empiezan a crecer y dejan de comer verduras como cuando eran bebés ("pero si a ti te encantaba la espinaca... porque ahora no comes...") la mejor opción es hacer un jugo BUENAZO tanto en contenido y salud como en sabor. Es la única forma de asegurarnos de que nuestros hijos están consumiendo su cuota de verduras y proteínas por lo menos en las mañanas. Así, cuando se vayan al nido o al colegio o a la universidad estén bien alimentados.  (estas recetas también las peuden tomar los bebés) 

Les comparto 3 recetas que son mis favoritas! pueden utilizar un extractor o una licuadora. Si optan por una licuadora, es probable que el jugo les salga con bastante fibra a diferencia de cuando usan un extractor. 

1. Naranja:

Ingredientes:
1 zanahoria pelada y cruda
1 plátano 
3 naranjas
opcional: 3 cdas. de hemp (proteína) y un cachito de kion

Preparación:
Meter todo a la licuadora. Puedes agregar un poquito de leche de almendras (puedes leer la receta aquí) si es que te gusta o agua. Si prefieres un jugo más dulce le agregas un poco de miel.

Recomendación:
De preferencia tener el plátano congelado (y bien maduro) para que el extracto salga frío y rico. Las naranjas le dan el dulce perfecto. La zanahoria es bastante fibrosa, quizás con un extractor te quede mejor. Si compran hemp que sea en polvo para poder mezclar más fácil. Los bebés a partir de los 7 meses ya pueden consumir hemp (siempre verificar con el pediatra y/o nutricionista del bebé).

Beneficios:
- Vitamina A
- Antioxidante
- La zanahoria mejora la vista (previene ceguera nocturna y ayuda con el enfoque visual)
- Ayuda a luchar contra la bronquitis
- Revitaliza tu cuerpo. Te da energías

2. Morado

Ingredientes:
1 betarraga (remolacha) grande o 3 pequeñas peladas y crudas
1 plátano
3 naranjas
1 limón
Opcional: 3 cdas. de hemp

Preparación:
Colocar todo en la licuadora. Yo no exprimo las naranjas; prefiero ponerlas enteras (peladas) así no pierdo nada de la fruta. 

Recomendación:
Si utilizas la licudora, asegúrate de que esté todo bien licuado, pues la betarraga es muy fibrosa y demora en mezclarse con los demás ingredientes. Este jugo tampoco necesita ser endulzado pues todos los ingredientes ya son lo suficientemente dulces. 

Beneficios:
- Vitamina A y C
- Ácido fólico
- Antioxidante
- Rico en aminoácidos por la betarraga
- Rico en magnesio y potasio
- Ayuda a la digestión
- Ayuda a reducir la presión arterial

3. Verde

Ingredientes:
1 mano grande de espinaca
3 naranjas
1 pera 
1 kiwi
Opcional: agregar 3 cdas. de hemp (proteína) y un cachito de kion

Preparación:
Lavar bien la espinaca. Licuar todo. Puedes agragarle un poco de agua o alguna leche vegetal. 

Recomendación:
Utilizar una pera dulce y jugosa. Aquí en Perú hay la pera canela, es buenaza cuando está madura. Súper jugosa y rica. Puedes ponerla con cáscara. Si le agregas alguna leche vegetal te recomiendo que sea fría para que le de un toque refrescante al jugo. Puedes agregarle un poco de kale y haces un mix de espinaca con kale para el jugo. El kale tiene altos niveles de proteína. 

Beneficios:
- La espinaca y el kale ayuda a reducir los riesgos del cáncer al pulmón 
- Ayuda a la buena digestión
- Previene la anemia. 
- Altos niveles de hierro
- Regula el Ph del cuerpo
- Tiene altos niveles de calcio
- Previene la osteoporosis
- Es alcalino. Ayuda a combatir la acidez
 

Espero que con estas tres deliciosas recetas puedan empezar a jugar con los ingredientes y hacer ricos jugos nutritivos. Créeme que después de tomarlos se van a sentir SÚPER!

Algunos recomiendan empezar el día con el jugo (que sea lo primero que tu cuerpo recibe) y luego comer lo que suelen desayunar. 

Combinaciones extras:

- Espinaca / kale, manzana verde y limón
- Apio, beterraga y naranja
- Pepino, espinaca y pera
- Zanahoria, naranja y fresa
- Perejil, naranja y piña
- Betarraga, naranja y zanahoria 
Siempre le pueden agregar un cachito de kion (es muy bueno). 


 

 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.