¿Quieres tener mas leche?

Mamis! Seguramente muchas de ustedes se han preguntado cómo tener más leche cuando empiezan con la lactancia.

Muchas veces nos pasa que no leemos y no buscamos info hasta que llegamos al momento de la verdad: BOOM ya dimos a luz y debemos empezar con a amamantar jajaja
Por eso quiero aprovechar para darles algunos tips sobre la lactancia materna. 

¿Qué debemos hacer para tener más leche? 
I) Lo MAS importante, mamis, de verdad lo MAS IMPORTANTE es que el bebé agarre bien el pecho. Aquí les daré los pasos para lograrlo:

1. Posicionar al bebé correctamente (hay varias posiciones): que esté de costado con la barriguita pegada a ti. 

2. Que tu pezón esté a la altura de la nariz de tu bebé.

3. Cuando tu bebé abra la boca, tu debes encargarte de que entre todo el pezón y lo más que se pueda de la aureola. Esto es muy importante para que el bebé pueda succionar bien y no te haga daño.


4. Que el labio inferior de tu bebé no esté metido, si es así, tratar de sacarlo con tus manos para que el bebé pueda tener la comodidad de sostener el buen agarre.

5. Escuchar que el bebé trague (glu, glu...) y que respire normalmente. 

Cuando los bebés son pequeñitos, recién nacidos, prematuros o en general al comienzo, suelen quedarse dormidos muy rápido cuando empiezan a lactar. Esto es normal.
Pero si sientes que no ha tomado lo suficiente, con unas cuantas cosquillitas en sus pies o algunos cariñitos por su sien podrá despertarlos para que continúen con la lactancia. 

https://www.youtube.com/watch?v=yvbRWMvJAs4

II) Succión: cuanto más succione el bebé, más leche te va a salir.
Los bebés aprenden a succionar desde el útero, entonces por instinto, ellos dan inicio a la lactancia materna desde el primer momento que nacen.  
Para iniciar la succión, solamente debemos colocar nuestro pezón a la altura de la nariz de nuestro bebé; el olor lo atraerá rápidamente. El abrirá su boca de forma innata y empezará con la succión. Es así como las succiones cortas y repetitivas que hacen los bebés, activan la salida de leche y  unos minutos después empezará a salir leche.

III) Lactancia a demanda: Esto es muy importante para nuestro bebé porque son ellos los que saben cuando tienen hambre y cuando no. Nosotros debemos ofrecerles el pecho constantemente por 2 razones muy importantes:
a) Porque existen 2 succiones: La succión nutritiva - es la que el bebé utiliza para alimentarse. Suelen ser succiones profundas y largas con cierto ritmo. Y, la succión no nutritiva - es la que utilizan para calmarse, para dormir. Aquí las succiones son mucho mas cortas y pausadas. 
b) las succiones estimulan a nuestro cuerpo. Le mandan señales de que debe seguir produciendo leche y nuestro cuerpo sabio lo hace. 

IV) Vaciar el pecho: El bebé debe ingerir la leche del final porque es la leche que contiene mayor cantidad de grasas. Esta leche es la que ayuda a engordar (sanamente), pero ¿cómo sabes que el bebé vació el pecho? esto sucede cuando el bebé hace la toma completa de cada pecho y luego, el solito suelta el pezón y tus pechos están más blandos. Eso de darle 10 minutos cada pecho no es lo recomendable porque ahí no está tomando la leche de final. 
**Realmente, nunca se vacían los pechos porque la producción de leche siempre continúa pero la composición de cada toma es diferente. 

 Para que tengamos una idea de cómo es el estomago de nuestro bebé

Para que tengamos una idea de cómo es el estomago de nuestro bebé

V) Lactancia nocturna: la lactancia por las noches debe ser un SI o SI, si queremos incrementar nuestra producción de leche materna. Esto debido a que en la madrugada, la hormona encargada de producir leche se activa (prolactina). A demás, amamantar de noche puede ser muy placentero si conseguimos la postura correcta como por ejemplo amamantar echada junto a tu bebé ya que; el amamantar, adormece y relaja. La oxitocina que es la hormona que se activa para la secreción de leche, nos produce sueño y nos termina relajando. 

madre-comiendo.jpg

VI) Mantenernos hidratadas: Esto no hará que tengamos más leche pero nos ayuda con nuestro estado físico al igual que la buena alimentación cuando estamos en la etapa de lactancia. Nuestro cuerpo es muy sabio y siempre nutrirá a nuestro bebé pero si nosotras nos descuidamos con los alimentos, podremos sufrir de un mal estado físico con bajos niveles de calcio, hierro que nos harán perder energía, pelo, dientes y eso definitivamente no es saludable. 

 

VII) Infusiones y comida: Existen varios tipos de infusiones que dicen que ayuda con la producción de la leche. Aquí les dejo algunos que yo he tomado y que son buenos:
- Infusión de cacao
- Infusión de cardamomo con shatavari
- La quinua. Agua de quinua o como la prefieras
- La avena
** No hay que excederse con las infusiones. Siempre preguntar a la ginecóloga y pediatra al respecto. **

VIII) ¿Qué hacer con los pechos hinchados?
A veces sucede que nos empieza a salir mucha leche, nuestros pechos se hinchan y se ponen duros. Cuando esto suceda, lo mejor es que le des de lactar a tu bebé para que se vacíe el pecho. Si vez que esto continúa, ponte paños con agua caliente para suavizar y date unos masajes en forma circular muy suavemente. 
Si aún así vez que esto continúa y te duele mucho, debe ir al doctor urgente porque no queremos que esto termine en una mastitis. 

Tengan en cuenta que cuando viene la bajada de la leche al 4to - 5to día de haber dado a luz, los pechos suelen ponerse duros; muchas veces tan duros como nuestra rodilla. Si, horrible, verdad? a mi me dijeron eso en mis sesiones de psicoprofilaxis y estaba asustada pero cuando sucede, solamente hay que masajear (si te da nervios como a mí, que tu pareja te ayude) y empezar rápidamente a amamantar. 

IX) ¿Y si tengo heridas?
Cuando empezamos a dar de lactar, suele pasarnos que nuestros pezones sufren pequeñas grietas y heridas. Esto nos pasa durante las primeras semanas que empezamos a dar de lactar. Cuando esto suceda, lo mejor es ponerte tu propia leche sobre las heridas y dejar que seque bien. Colocar en tu sostén un protector suave que no se pegue a tu pezón para evitar que las heridas empeoren. Yo no recomiendo ninguna crema porque NO es necesario. La leche materna es MILAGROSA, te la colocas y vas a ver que se cura más rápido de lo que imaginas.

Si las heridas están muy feas y te duele mucho, como a mí me pasó; yo te recomiendo que te saques leche con un extractor (no duele o duele menos que amamantar) y le des a tu bebé con jeringa, cucharita, biberón, gotero (lo que tu prefieras) hasta que se te curen bien las heridas. En mi caso, dejé de darle de lactar por 3 semanas porque tenía los dos pezones muy doloridos y no era sano para mi ni para mi bebé. Luego continué con la lactancia normal, con mucho cuidado con los pasos anteriores y ahora seguimos sin ningún problema. 

 Recomiendo marca Medela. 

Recomiendo marca Medela. 

X) ¿Qué hay de las mamás que se van a trabajar pero quieren seguir dandole su leche?
Que te vayas a trabajar no significa que se te acabe la leche o dejes de darle tu leche. La lactancia materna puede continuar. Aquí vas a necesitar un saca leche manual o eléctrico (lo que prefieras), yo usé eléctrico porque manual cansa.

Lo ideal es sacarte leche durante todo el día y en las tardes - noche, amamantar a tu bebé normalmente. Con esto vas a continuar produciendo leche y no vas a tener problema alguno. Como les mencioné arriba, lo importante es mantener la lactancia nocturna con tu bebé para que la producción de leche se mantenga. Dejar bien refrigerado las bolsitas de leche que te saques y que esté encargado de tu bebé que las caliente en baño maria antes de darle. 

 Aquí Iker está tomando leche. Como pueden ver, está más abajo que la posición correcta para el porteo. (y pasa piola!) 

Aquí Iker está tomando leche. Como pueden ver, está más abajo que la posición correcta para el porteo. (y pasa piola!) 

X) El uso de los portabebés también te ayuda con la lactancia. ¿Cómo así?
Cuando usas un portabebé, el bebé esté pegadito a ti. Está sobre tu pecho, calientito; entonces, lo más fácil es poder darle de lactar ahí mismo. Solo tienes que acomodar (reacomodar) el tipo de portabebé que usas para que tu bebé esté cómodo amamantando. Por ejemplo: yo utilizo la mochila ergonómica (recuerden que siempre tiene que ser ergonómico, pueden leer un post del porteo aquí). Mi mochila siempre está en una posición para llevar a mi bebé a todos lados, pero cuando debo darle leche, las correas que me sujetan de los hombros las bajo un poco para que mi pecho esté a su altura y la correa de la base de abajo también la suelto un poco para que no me aprete. Cuando Iker termina de tomar leche, vuelvo a acomodar las correas con la posición correcta (que puedas besarlo fácilmente en la cabecita) y listo. 

IMPORTANTE: Cuando damos a luz, necesitamos tener el momento de piel con piel con nuestro bebé para dar inicio a la lactancia. Es maravilloso ver cómo tu colocas a tu bebé recién nacido sobre tu pecho y ellos reptan para colocarse y amamantar. Recuerden que los primeros días (3-4 días) después de haber dado a luz, lo que nos sale no es leche, es CALOSTRO (pueden leer aquí sobre esto) es el primer alimento que tu bebé necesita para formar todo su sistema digestivo y es prácticamente ORO; así de importante es para nuestros bebés. Sale poquito porque no se necesita más (si en la clínica les dicen que no tienen leche suficiente, es mentira!! ustedes tienen lo que su bebé necesita). La bajada de leche viene al 4to o 5to día, puede que no sientas nada o puede que te den un poco de escalofríos (eso me pasó a mi) y listo! ya está.
No dejen de darle el calostro a sus bebés porque es lo más nutritivo que ellos pueden recibir los primeros días de vida. 

 Noten el color del calostro es bastante más amarillo que la leche y es poquito. Las demás leches no necesariamente son así pero es para que vean como la leche de final contiene más grasa que la de inicio. 

Noten el color del calostro es bastante más amarillo que la leche y es poquito. Las demás leches no necesariamente son así pero es para que vean como la leche de final contiene más grasa que la de inicio. 

XI) No estresarse
Así como lo leen mamitas, hay que procurar mantenernos relajadas y felices en todo momento. La lactancia materna no es fácil al comienzo. Todas pasamos por rachas difíciles, estrenaste, frustrantes pero todo se puede lograr con la información correcta y con las ganas. 

Si en algún momento están estresadas porque no pueden salir o porque aún no pueden darle bien el pecho, tómense unos minutos para ustedes. Vayan al parque a caminar, den una vuelta a la manzana, mójense la cara, coman algo rico, engríanse. 

De verdad que sus bebés por 10 minutos que no estén con ustedes, no les va a pasar nada.
Es más importante que nosotras estemos bien!! porque nuestros bebés nos sienten y absorben nuestro estado de ánimo. 

Espero que toda esta información les sirva bastante y que las incentive a buscar más! Todas debemos ayudarnos para que nuestra lactancia sea exitosa y la disfrutemos. 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.