¡Al agua pato!

Hola a todos!! ¿Cómo están? hoy día les quiero contar sobre lo delicioso que es el agua para nuestros bebés y en realidad... para todos! 

Desde los tiempos más antiguos, el ser humano ha disfrutado del agua como parte de la diversión: piscina, río, mar, lagunas, charcos, pozos, etc. Pero, ¿Saben por qué? bueno... yo no sabía así que investigué un poquito y aquí les cuento la mágia del agua. 

1. Diversión: definitivamente estar dentro del agua te divierte porque puedes nadar de varias formas, jugar y sobretodo, ser más ágil. 

2. Desarrollo: nadar activa todo el cuerpo y esto hace que tus músculos se desarrollen (es un deporte), la ventaja de nadar es que realmente activa el 100% de tu cuerpo, es un ejercicio completo (músculos, articulaciones, huesos, etc). 

3. Relaja: cuando nadamos o hacemos ejercicio físico fuerte, nuestro cuerpo segrega endorfinas que nos relaja cuando hemos temrinado. Dejándonos felices, tranquilos y como dijo, relajados al 100%. 

4. Movimientos: estar dentro del agua nos permite mover el cuerpo de todas las formas por lo que no sentimos que nos pesa. Esto puede ayudar en casos de rehabilitación y también como estimulación para los bebés, los niños y los adultos en diferentes casos.

 Fuente: internet. justcuteanimals

Fuente: internet. justcuteanimals

Ahora, les cuento sobre los bebés. Iker tiene 6 meses y como yo soy una sirena (amo el agua jaja) estuve investigando sobre natación para bebés (algo súper especializado) y encontré un excelente sitio donde hacen estimulación acuática para bebés desde los 2 meses (WOW increíble, no?) hasta los 2 años. 

¿Por qué empezar desde los 2 meses? ¿No son muy pequeños? 
Pues les cuento que NO! mientras mas pequeños, mejor. ¿Por qué? porque aún tienen el recuerdo celular de los 9 meses que estuvieron en el líquido amniótico.  Así que mamis y papis, ya saben! cuanto antes mejor y así ayudarán a la parte psicomotriz de sus pequeños. En el agua los movimientos se les hacen más fáciles y así podrán tener una mejor coordinación motriz.

¿No les parece súper? 
La verdad es que yo diría que es la mejor estimulación que un bebé puede recibir porque lo ayuda en cuanto a movimientos motrices, como dijimos hace un rato, pero también se trabaja la seguridad del mismo bebé y el trabajo en equipo de mamá, papá y bebé. Esto se da porque los tres están en el agua, los tres realizan los ejercicios, los tres comparten, los tres se arriesgan, los tres se premian, los tres se ayudan y los tres se respetan. 

 Fuente: propia. 

Fuente: propia. 

¿Qué más se estimula?
Los músculos de tu peque se harán más fuertes ya que, trabajarán en moverse dentro del agua de forma ágil y con la seguridad de que el esqueleto no sufra debido a movimientos que aún no está preparado. Es más, todos sabemos que dentro del agua podemos hacer hasta lo imposible. Por eso, es excelente para movernos a nuestras anchas, explorar y sobretodo, divertirnos. 

¿Qué mas les puedo contar?
Esta estimulacion acúatica incrementa el vínculo amoroso entre mamá, papá y bebé. Fomenta bases de crianza respetuosa con tu bebé porque trabajas con él en un ambiente lleno de amor, protección, confianza, seguridad y lo más importante, respetando sus tiempos y espacios. Esto solamente te llevará a que la relación que ambos, mamá y papá, tienen con su bebé sea aún más fuerte y sincero. 

Espero que este pequeño post los anime a investigar un centro de estimulación acúatica cerca a donde viven y puedan meterse con sus babies! les digo que es lo mejor. 

Iker ha ido a 4 clases hasta ahora y hemos notado que cada vez le tiene más confianza al agua. Se mueve más, explora más. La diverisón que se ve en sus ojos cuando estña dentro del agua, es suficiente para que yo me vaya feliz! Es súper. Es 1 hora donde los tres disfrutamos de los tres. Cuando terminamos, Iker se va súper dormido a la casa, luego lo bañamos en agua calientita, le damos lechecita y se vuelve a dormir por muuuuuchas horas más. 

 

Papis, si quieren los datos del lugar donde Iker está llevando sus sesiones, me pueden escribir :) 

 

 

 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.