¿Cómo ser una buena madre/padre?

whats-a-good-mom-anyway-sermon-title-sm-570x428.jpg

Una gran pregunta, verdad?

Pero... aquí les daré la pócima secreta para que lo sean!

Ingredientes:
1. Un ramo de manzanilla
2. Un pequeño puñado de anís
3. Tres cucharitas de esencia de vainilla
4. Unos cuantos pedacitos de chocolate al 70% cacao
5. Canela al gusto

Preparación:
Hervir todos los ingredientes en una olla con 4 vasos de agua alcalina. Luego esperar a que la mezcla burbujee para que se la puedan tomar tal cual jajaja se la creyeron? 

Que lindo sería tomar algo así y BOOM ser una buena madre... pero la verdad es que eso no existe. Por eso, en este post quiero contarles algunas cositas que me parecen importantes para dar una base a lo que sería ser una buena madre -porque todas somos buenas madres-. Todas tenemos nuestra forma de criar, de enseñar, de apoyar... pero creo que hay 5 cositas que todas podemos tener en común cuando hablamos de ser buenas madres. Y eso, se los quiero compartir. 

Cuando la crianza se empieza con amor, lo demás fluye de una manera mucho mas "sencilla y fácil." Lo pongo entre comillas porque criar a una persona nunca va a ser fácil y menos sencilla... requiere de mucho. Pero si partimos del amor, todo lo demás es posible.

Cuando hablo de amor me refiero a la manera en la que tratamos a nuestros hijos. La manera en la que los miramos, los escuchamos, les hablamos y nos reímos. El amor es la base para todo. Cuando una relación hijo-padre//hijo-madre no tiene como base el amor; es muy difícil que todas las partes sean correspondidos.

quitarse-el-sombrero.png

Por eso, luego viene el respeto. Aquí nos referimos a respetar lo que nuestros hijos dicen, piensan, sienten, quiere y desean. Respetamos sus tiempos y sus etapas. Respetamos la forma en la que actúan y también la forma en la que no actúan. Muchas veces damos por sentado al respeto; decimos que por ser tu padre debes respetarlo, pero en realidad eso no es verdad. El respeto se gana. El respeto existe si la otra persona también te respeta. Nosotros, como padres, debemos enseñarles a nuestros hijos el poder del respeto hacía las otras personas. No todos somos iguales, no todos pensamos iguales, no todos queremos lo mismo... por eso existe el respeto hacía lo que la otra persona quiere/desea. Para que exista el respeto, debe existir también, la comunicación. 

La comunicación es la base para que todas las personas se entiendan. Si tu hijo@ te pide que juegues con el/ella y tu le dices que estás cansada; pero en realidad es porque tienes un fuerte dolor de cabeza. Tu hij@ va a entender que prefieres descansar en vez de estar con el/ella. Cuando lo más sencillo sería que le digas que te duele la cabeza y que necesitas descansar antes de poder jugar. Esto haría que tu hij@ de verdad entienda por lo que estás pasando. Así como este ejemplo, hay miles de casos que pasan en el día a día y que por falta de comunicación, todos entienden lo que no era. Y, cuando esto sucede, la relación se deteriora y eso es lo que menos queremos que pase con nuestros hijos y con nuestra familia. 

pic.jpg

Después, cuando ya comunicaste lo que sientes y la otra persona te entiende, es más fácil que pueda comprenderte. Es decir, que se pueda poner en tus zapatos y sepa realmente por lo que pasas. Esto es muy importante que una madre/padre haga con sus hijos. Los hijos mientras van creciendo, van pasando por diferentes etapas en la que se van descubriendo y van aprendiendo y explorando nuevas cosas. Muchas veces esos descubrimientos los hacen en el nido, en el colegio y en la universidad y nosotros no somos partícipes de esos momentos; por eso es muy importante que la comunicación sea transparente y llena de confianza para poder comprender en que planeta están nuestros hijos y así poder apoyarlos, ayudarlos, no ayudarlos, conversar, aconsejar, etc. 

family-playing-on-lawn.jpg

Y por último, porque no quiero aburrirlas jaja les cuento que el estar presente en la vida diaria de nuestros hijos es la clave de la clave de la requete clave! ¡Si tu quieres demostrarles a tus hijos que los quieres mucho y que te importan; pues entonces estáte presente en las cosas que a ellos les interesan! Por ejemplo: llevarlos a la natación (sabiendo que es lo que les gusta), esperarlos, mirarlos, hacerles barra, llevarlos de nuevo a la casa y preguntarles cómo se sienten. Eso lo único que hará es demostrarles que estas de su lado. Otro ejemplo, si sabes que a tu hija le encanta leer, pues siempre pregúntale qué está leyendo ahora, cuál libro te remcomendaría leer, etc. Eso nunca falla! interesarse por las cosas que a tus hijos les apasiona y encima participar de eso es la mágia para que tu relación se haga más fuerte y seas... una buena madre! 

Traer hijos al mundo es fácil... Criarlos y participar de sus vidas no es tan fácil cómo uno se lo imagina. No perdamos el enfoque y seamos buenos padres todo el tiempo que sea necesario. Porque un día van a tener 17, 20, 23 o 28 y te van a decir chau porque se van a otro país a estudiar o porque su chamba los manda a otra ciudad o porque se compraron un depa o porque se casan o porque bla bla bla y lo único que te va a quedar es esa relació que construyeron.
 

Entonces, la pregunta es ¿Cómo queremos que sea esa relación? 

La verdadera receta:

Ingredientes: 
1. Amor
2. Respeto
3. Comunicación
4. Comprensión
5. Presencia

Preparación:
Está en tu intuición

¡Qué disfruten de esta rica pócima ñaaam ñaaam! 

 

 

 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.