Bebé date la vuelta

Les ha pasado que llegan a la consulta con su médico y les dice:

"Su bebé está sentado. Esperemos que más adelante se de la vuelta. Si a las 34 semanas no se ha dado la vuelta, lo mas probable es que tengamos que programar una cesárea..."

¿Una cesárea? - es tú reacción. ¿Se podrá dar la vuelta? ¿Qué hago? 

 

Yo les cuento que si! si se puede. 

¿Han escuchado del yoga prenatal? ¿Ejercicios prenatales?

Bueno... les cuento un poco.

En el yoga prenatal existen varias posiciones que permiten dar más espacio al bebé dentro del útero. Esto ayuda a que en ese momento del ejercicio,  tu bebé pueda moverse tranquilamente y poco a poco consiga darse la vuelta.

El truco está en ser constante y realizar estos ejercicios todos los días por lo menos 10 minutos si no es más. Esto dependerá de la semana de embarazo en la que estés: si estás apurada (semana 35-37) será mejor hacerlo tres veces al día por 30 minutos, si estas en el segundo trimestre podrás hacerlo con mayor tranquilidad.

A continuación les voy a dar algunos ejemplos de los típicos ejercicios que te van a ayudar a conseguir este objetivo.

Recuerda que siempre lo tienes que consultar con tu médico o con un experto en yoga prenatal.

 

 Movimientos pélvicos circulares con la ayuda de una pelota: guían al bebé hacía la posición correcta. También lo puedes realizar parada o sentada en una silla. 

Movimientos pélvicos circulares con la ayuda de una pelota: guían al bebé hacía la posición correcta. También lo puedes realizar parada o sentada en una silla. 

 Puedes hacerlo con una pelota o con los pies en el piso. Lo importante es elevar las caderas y el dorso ajustando los glúteos y, mantenerte en esa posición por unos segundos. Repetir varias veces. 

Puedes hacerlo con una pelota o con los pies en el piso. Lo importante es elevar las caderas y el dorso ajustando los glúteos y, mantenerte en esa posición por unos segundos. Repetir varias veces. 

 Con la ayuda de alguien más, puedes ponerte como la imagen o en un sillón o encima de tu cama y bajar lentamente hasta que tus codos choquen con el piso, contar hasta 30 segundos y luego levantarse lentamente (recuerda que la cabeza es lo último que levantas, para que no sufras algún mareo). Este ejercicio se repite. 

Con la ayuda de alguien más, puedes ponerte como la imagen o en un sillón o encima de tu cama y bajar lentamente hasta que tus codos choquen con el piso, contar hasta 30 segundos y luego levantarse lentamente (recuerda que la cabeza es lo último que levantas, para que no sufras algún mareo). Este ejercicio se repite. 

 Si el ejercicio anterior te incomoda porque estás muy elevada, puedes hacer este de aquí. Te colocas en el piso y lentamente vas bajando los brazos hasta quedar apoyada encima de los codos. La espalda se mantiene inclinada levantando los glúteos. Aquí quizás se te haga más fácil mantenerte  10 min en la posición. 

Si el ejercicio anterior te incomoda porque estás muy elevada, puedes hacer este de aquí. Te colocas en el piso y lentamente vas bajando los brazos hasta quedar apoyada encima de los codos. La espalda se mantiene inclinada levantando los glúteos. Aquí quizás se te haga más fácil mantenerte  10 min en la posición. 

También puedes gatear por toda tu casa y jugar con una linterna: la vas moviendo hacía tu pelvis; dicen que los bebés perciben la luz y la van siguiendo como pequeñas pollititas.

Y lo más importante: conversar con tu bebé. Trabajar en equipo y lograrlo juntos.

 Conecta con tu bebé. Agradécele por haberte escogido como su mamá. Agradece a tu útero porque está bien, agradece a tu placenta por su buen trabajo. Cuéntale a tu bebé lo que tienen que lograr, cual es la meta y cómo se sentirán cuando lo logren. 

Conecta con tu bebé. Agradécele por haberte escogido como su mamá. Agradece a tu útero porque está bien, agradece a tu placenta por su buen trabajo. Cuéntale a tu bebé lo que tienen que lograr, cual es la meta y cómo se sentirán cuando lo logren. 

Ahora les comparto un video cortito que habla sobre esto. 

Espero que esto las ayude un poco. 

Aquí les dejo algunos links que les puede servir bastante: 

Preparación integral para el embarazo y el nacimiento: https://www.facebook.com/centro.anacer?fref=ts

Buena información: https://www.facebook.com/pages/Spinning-Babies/140458025970181?fref=ts

A mí me pasó. Iker estaba sentadito como un pequeño budita. Yo no estaba preocupada, pues aún tenía un largo camino; sin embargo, ya había escuchado y leído sobre los ejercicios que ayudan a voltear a tu bebé.  Además, estaba llevando clases de yoga prenatal con Amelia del centro Anacer quien me recomendó uno de estos ejercicios.

La constancia y sobretodo, conversar mucho con Iker dio sus frutos. En la siguiente ecografía... él ya estaba volteado!

¿Magia?
 

 

 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.