Del Diario de una embarazada I

Les comparto esta pequeña historia de una embarazada. ¿Les ha pasado algo igual? :

 

Hola nuevamente!

Hoy día estuve en la clínica esperando que me atendieran para comprar unas vitaminas. Había una mamá en emergencia (que estaba cerca a la farmacia) con su bebé que no paraba de llorar. Tenía fiebre. Yo estaba esperando que me atendieran, estaba sola, sentada, escuchando cómo este pequeño bebé lloraba con todas sus fuerzas para exclamar lo que estaba sintiendo.

El llanto me llegó al corazón.

En un segundo me invadieron unas ganas tremendamente fuertes de llorar. Me puse a llorar, tratando de que nadie me viera porque sentí en ese momento que no tendría alguna explicación. Pero muy adentro mío sentía que esas lágrimas eran una forma de acompañar a ese llanto, como si no quisiera dejar solo a ese bebé en lo que estaba sintiendo. Fue una sensación rarísima, nunca antes la había sentido. 

¿Será la conexión que ya siento porque voy a ser madre? ¿Así sentiré cada vez que mi pequeña bebé llore? 

Después de calmarme para poder pasar a hacer mi pedido, pensé que a lo mejor serían los cambios del embarazo, las hormonas y todo eso que te hace un poquito más sensible a lo normal... pero de que sentí en lo más profundo de mi corazón de que yo tenía que acompañar a ese llanto, si que lo sentí. 

¿Emocionante? pues no lo se. Fue raro, fue muy profundo y fue verdadero. 

Con cariño, 
Una embarazada. 

 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.