Inmensa conexión

Creo que no lo sabes hasta que lo vives.

La inmensa conexión que se crea entre una madre y su bebé cuando está dentro de su barriguita es increíble. (imagínate después!!) 

Yo lo llamo equipo

 

Se crea un equipo por 9 meses en los que ambos, madre y bebé, hacen todo (tienen sus funciones) para llegar a una misma meta. Este trabajo en equipo es muy importante porque solamente uno del grupo no puede llegar a la meta. La comunicación entre ambos también es fundamental para que esta conexión sea mas fuerte y ambos se entiendan y se ayuden en todos los retos que mes a mes van apareciendo.

 

Algo que es muy muy importante saber; es que el bebé no tiene la limitación que nosotros tenemos con respecto a los paradigmas y las creencias. Cuando tú le dices a tu bebé que es un ser perfecto y que todo va a salir bien; él automáticamente lo cree y lo manifiesta. Por eso es muy importante que ambos se comuniquen y se cuenten todo lo que sienten porque de alguna forma, eso los ayudará a crear una conexión plena. 

Los bebés son seres espirituales que están esperando formarse por completo y salir a la tierra a cumplir su misión. Nosotros tenemos como función darles un ambiente sano, positivo y lleno de amor desde que están en el vientre. Así, uno aprende a escucharlos desde antes de que nazcan y lloren! es increíble. 

 

Cuanto más les hablas, ellos logran identificar qué es lo que tú quieres; por ejemplo: Una noche, Iker se estaba moviendo como loquito (yo estaba recontra feliz de sentirlo) y le dije: ratoncito, sigue moviéndote para q tu papi también te sienta. (porque suelen ser movimientos que pasan a veces fugazmente) Y así fue; Iker me escuchó y se movió un par de veces más para que su papi pueda poner la mano en mi barriguita y sentirlo.

Así como ejemplos simples, te das cuenta de esta inmensa conexión que se crea desde tan temprano.  

 

 Disfrutando de mi pancita con Iker. 

Disfrutando de mi pancita con Iker. 

Stephanie Lozada

Mamá Petit es un espacio para compartir todo lo que uno va pasando con la maternidad. La llegada de un bebé a casa nos cambia el mundo por completo y todos los días se vuelven retos y aventuras que valen la pena compartir.